lunes, 18 de junio de 2012

Dientes sanos para tu mejor amigo

MVZ Fernanda Lomelí 

La higiene dental en perros y gatos es importante porque además de mantener los dientes limpios y saludables, previene la formación y acumulación de sarro que provoca mal aliento, pérdida de dientes y complicaciones en el hígado, en los riñones y hasta en el corazón.

Lamentablemente el 85% de nuestros perros y gatos presentan problemas relacionados con la falta de higiene bucal y es necesario que tomemos medidas para prevenir futuros inconvenientes.

Es importante mencionar que tanto la técnica como los instrumentos que se deben utilizar son especiales para ellos. A continuación te presento algunos puntos a tomar en cuenta:

  1. Consigue un cepillo dental que se adapte mejor a ti, y a tu amig@. En caso de perros de raza pequeña y gatos, te recomiendo que busques un tipo de cepillo con forma de dedal. Es mucho más fácil cepillarles los dientes y tienes un mejor control de por dónde pasa el cepillo.

     Si tienes un perro grande o muy mordelón, puedes conseguir un cepillo con el mango más largo o utilizar un cepillo para humanos. Ambos tipos de cepillo puedes conseguirlos en cualquier tienda en donde vendan juguetes y accesorios para animales.
  2. Pasta de dientes especial para ellos. La pasta de dientes que nosotros utilizamos contiene sustancias que no deben ser ingeridas, porque pueden ser muy tóxicas. Cabe mencionar que nuestros animales no pueden escupir como lo hacemos nosotros mientras nos estamos lavando los dientes, y es por esto que existen dentífricos especiales para ellos, mucho menos agresivos que cumplen con la misma función. Otra buena opción es utilizar sólo agua.
  3. Cómo hacerlo. La forma de cepillarle los dientes dependerá en gran medida de qué tanto se deje manipular tu compañero de vida. Si lo acostumbras desde cachorro a dejarse agarrar la boca, el resto de su vida la limpieza dental será mucho más sencilla para ti, y menos estresante para el.

    Si tu perro o gato ya es un adulto, puedes comenzar haciéndolo en periodos de tiempo muy cortos y cepillar los dientes de manera muy ligera, mientras lo acaricias para que no lo relacione con situaciones negativas y estresantes. Para este caso, existen dentífricos con sabores agradables para ellos (como carne, o pollo) que te pueden ayudar.
  4. Cada cuándo hacerlo. Como nosotros, la limpieza debe ser diaria. En ellos una vez al día es lo óptimo, sobre todo en gatos porque éstos comen de 10 a 20 veces al día. Pero si tú no puedes hacerlo diariamente, 2 ó 3 veces a la semana es suficiente.

    Otro punto a considerar es que la dieta tiene mucho que ver con la frecuencia con la que necesitan limpieza dental.

    Dietas blandas (comida de humanos) aumentan la probabilidad de presentar enfermedades; y con algunas razas como el bóxer y el chihuahueño debemos ser más estrictos con esta práctica, por su predisposición al cúmulo de placa dentobacteriana.
 Recuerda que un aliento agradable habla bien de su salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario